Imprimir

¡¡¡NUESTRA EXPERIENCIA ERASMUS!!!

Somos dos alumnas de auxiliar de enfermería y elegimos como destino Vasto, es un pequeño pueblo muy bien ubicado en el que tuvimos la oportunidad de poder viajar y conocer un poco Italia. Nuestra llegada a Vasto fue muy acogedora, la empresa intermediaria ha sido como nuestra segunda familia allí. Agradecer a Claudia y Francesco toda la atención y el cariño que nos dieron.

Nuestro período de prácticas lo realizamos en el centro “Fondazione Padre Alberto Mileno Onlus”. La sanidad en Italia es diferente respecto a España por lo que los primeros días en la fundación fueron un poco difíciles teniendo en cuenta también que nos resultó complicado comunicarnos con los pacientes. Poco a poco nos adaptamos con la ayuda de nuestros compañeros y hubo momentos de risas, bromas y mucho afecto. Nos sorprendió la atención que le dedicaban a los pacientes, la mayoría de ellos con problemas seniles. Son como una gran familia y eso nos lo transmitieron desde el principio. 

Dada la cercanía de Vasto con el centro de Italia dedicamos nuestro tiempo libre a viajar a Pescara, Roma y Florencia. Nos pareció muy interesante la cultura y el modo de vida italiana. Y como no, no podíamos irnos sin probar los platos típicos de pasta y sus postres. 

Vasto es un pueblo acogedor y muy bonito con un gran mirador dividido entre la montaña y la costa. Sus calles, su gente… en definitiva su encanto. Nuestra experiencia ha sido muy satisfactoria y nos gustaría volver en verano ya que nosotras fuimos en noviembre-diciembre y el clima es muy frío. En verano hay más grupos erasmus y es un sitio muy turístico. Fuimos el único grupo erasmus y eso nos dio la oportunidad de poder relacionarnos y practicar el idioma.

Damos gracias por habernos dado la oportunidad de poder disfrutar de esta experiencia, gracias a nuestra tutora de prácticas Verónica Giménez y a la empresa intermediaria Polaris por acogernos con tanto cariño.

¡VOLVEREMOS!